Top Ad 728x90

loading...
loading...

miércoles, 18 de junio de 2014

La monja, el sacerdote y el preservativo

Una monja se dedica a buscar algo que le ha caído al suelo en medio de la calle. Para ello solicita ayuda a la gente que se encuentra a su alrededor, diciéndoles que ha perdido... ¡un preservativo! El asunto no termina ahí, ya que luego llega un sacerdote en coche y toca el claxon para que se suba a él. Ni corta ni perezosa, allá va, dándose de paso unos cuantos besitos con el cura. Lo cierto es que los viandantes se toman el asunto bastante bien...


Valoración de la broma con cámara oculta:


0 comentarios:

Publicar un comentario

Top Ad 728x90

loading...