Top Ad 728x90

loading...
loading...

viernes, 11 de abril de 2014

¿La masajista o el masajista?

Una mujer ofrece una prueba de sus servicios en la calle (a ver, no me sean malpensados, que el asunto no tiene nada que ver con la profesión más antigua del mundo). Se trata de una guapa masajista que pretende que los hombres se tumben boca abajo en una camilla. Así, ellos sentirán la terapia de sus mágicos dedos. En un momento dado, la jovencita es sustituida por un corpulento individuo que realiza el mismo trabajo, sólo que emite gemidos cuando lo hace. ¿Adivináis la reacción de las víctimas cuando descubren al masajista?




Valoración de la broma con cámara oculta:


0 comentarios:

Publicar un comentario

Top Ad 728x90

loading...