Top Ad 728x90

loading...
loading...

martes, 4 de febrero de 2014

Lo que el sacerdote ocultaba bajo la sotana

Un buen párraco también tiene que ir de compras. Ahora bien, imaginaos que uno de los hilos de su sotana se quede enganchado en el carro de un supermercado y se le caiga completamente su vestimenta. Menudo apuro, ¿verdad? El asunto se vuelve aún más surrealista cuando el sacerdote en cuestión lleva puesta... ¡ropa interior de mujer! Ya se sabe, ¡los tiempos cambian!


Valoración de la broma con cámara oculta:


0 comentarios:

Publicar un comentario

Top Ad 728x90

loading...