Top Ad 728x90

loading...
loading...

viernes, 27 de diciembre de 2013

¡Mi pie no cesa de sangrar!

Cuando uno se detiene un momento en la calle para ayudar a alguien a decirle dónde está una determinada dirección, lo que menos se espera es que un limpiador que recoge papeles le pinche en el pie con uno de sus utensilios de trabajo. Lo peor viene cuando comienza a brotar un abundante chorro de sangre en la herida. Algunos reaccionan con estupefacción, mientras que otros enseguida quieren detener la hemorragia.. Me sé de algunos a los que les daría un patatús...

0 comentarios:

Publicar un comentario

Top Ad 728x90

loading...