Top Ad 728x90

loading...

More Stories

loading...

lunes, 30 de octubre de 2017

La muñeca que cobraba vida

by
Una gigantesca muñeca se halla junto a otros juguetes en un mostrador. La dependienta le pide a la gente que los vigile mientras ella se ausenta durante unos minutos. Al poco rato, la muñeca se cae de la mesa. Cuando las víctimas de esta broma con cámara oculta se aproximan a recogerla, dan un buen brinco al comprobar que ha cobrado vida.

jueves, 11 de mayo de 2017

El hombre que fumaba en la terraza de un bar

by
Un hombre está molestando a las personas que están pasando tranquilamente el día en la terraza de un bar. Así, no cesa de fumar, e incluso insiste en su comportamiento a pesar de recibir una reprimenda por parte del dueño del local. Cansado, este último toma un extintor y lo utiliza sobre su rostro.

lunes, 8 de mayo de 2017

Quitándole el aparcamiento a los discapacitados

by
Un hombre aparca su coche en frente de un centro comercial. Mientras está dentro, una mujer cambia el letrero del lugar, que ahora señala como un aparcamiento exclusivo para uso de discapacitados. Al salir, las víctimas de esta broma con cámara oculta se quedan sorprendidos al toparse con un montón de gente con muletas y sillas de ruedas que protestan por su comportamiento.

jueves, 4 de mayo de 2017

Comiendo pimiento y bebiendo de un cubo de la fregona

by
Una mujer tiene que ausentarse de su puesto de aperitivos, así que le pide a la gente que se lo cuide durante un momento. En dicho puesto se ofrece un entrante que lleva algo de pimiento, el mismo que se expone en un cuenco (para que se vea que todo es natural). Al poco rato, aparece un hombre y prueba un delicioso aperitivo. No le parece tan picante como dicen, así que toma un pimiento y comienza a comérselo entero. Dado que su boca le arde y no hay agua a mano, el individuo observa el cubo de una fregona y empieza a beber el agua sucia que hay en él.

lunes, 1 de mayo de 2017

Pasajero involuntario en la baca de un coche

by
Un hombre quiere subir unas maletas a la baca de un coche. Para ello, se sube al techo del vehículo y le pide a la gente que le pase las maletas. En ese momento le llaman al teléfono móvil, por lo que se entretiene mientras conversa con su interlocutor. Al poco rato, un policía cuyo automóvil se ha averiado requisa el coche del individuo y, ante el estupor de las víctimas de esta broma con cámara oculta, se marcha a toda velocidad con el hombre gritando en el techo.

Top Ad 728x90

loading...

Top Ad 728x90

loading...